Somkid, de 55 años, está acusado de estrangular hasta la muerte a la mujer en la localidad nororiental de Khoen Kaen, y fue arrestado gracias a que lo identificó una pareja de estudiantes que viajaban en el mismo tren, los cuales avisaron a las autoridades.

“Pudimos aprehender al acusado esta mañana. El agente a cargo de la investigación lo acusó de asesinar a otra persona y él acabó confesando su culpa“, dijo el subcomandante de la policía de Chareonwit Sriwanich, en una rueda de prensa.

El ‘Jack el destripador tailandés’ había sido condenado a muerte en 2005 por el asesinato de 5 mujeres, pero fue liberado el pasado mes de mayo por ser considerado un “prisionero excelente”, según el Departamento de Instituciones Penitenciarias tailandés.

Tras el suceso, el departamento anunció que es urgente revisar las políticas de reducción de penas y prometió endurecer los requisitos para liberar a los presos.

Según la policía, en su confesión, Somkid afirmó que había matado a la víctima como consecuencia de una pelea que lo puso furioso.

La policía añadió que el modus operandi del crimen sigue una pauta similar a la de los anteriores 5 asesinatos y que continuará con la investigación y el jueves realizará una representación del crimen con el acusado en el lugar de los hechos, práctica habitual en las investigaciones policiales de Tailandia.