Tenemos información de múltiples fuentes, incluidos nuestros aliados y nuestros propios servicios“, que “indica que el avión fue derribado por un misil tierra-aire iraní. Puede que no haya sido intencional“, dijo Trudeau en una conferencia de prensa.

El primer ministro canadiense insistió en que estos últimos desarrollos “refuerzan la necesidad de una investigación exhaustiva sobre este asunto“.

“Como dije ayer, los canadienses tienen preguntas y merecen respuestas”, dijo.

El desastre, que resultó en la muerte de 176 personas, incluidos 63 canadienses, ocurrió casi en simultáneo de que Teherán disparara misiles contra bases militares utilizadas por el ejército estadounidense en Irak.

El vuelo PS752 de Ukrainian International Airlines (UIA) despegó el miércoles a las 6:10 a.m. (hora local) desde Teherán en dirección a Kiev, pero se estrelló minutos después.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó este jueves sus “sospechas” sobre la causa de lo ocurrido cuando, según varios medios, la inteligencia estadounidense está cada vez más convencida de que el avión fue derribado por error por Irán.