En una entrevista con CNN, Bill Gates aseguró que la emergencia sanitaria del coronavirus empeoraría en los próximos meses en el país norteamericano, ya que las cifras se han disparado de una manera exponencial.

“Lamentablemente, los próximos cuatro o seis meses podrían ser los peores de la pandemia. El pronóstico del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME) indica que habrá otras 200,000 muertes”, afirmó.

El cofundador de Microsoft, que ha donado mediante su fundación más de 500 millones de dólares para la lucha contra el virus, insistió que la mejor manera de controlar el brote es respetando las medidas de bioseguridad.

Aunque considera que la transición presidencial ha empeorada el manejo de la pandemia en Estados Unidos, Gates puntualizó en el informativo que confía en el trabajo del mandatario electo Joe Biden.

“La nueva administración está dispuesta a confiar en expertos reales y no atacarlos. Están trazando planes con objetivos claros. Entonces, creo que superaremos esto de manera positiva”, precisó.

El multimillonario, por último, aseguró que se vacunará contra el COVID-19 públicamente. “Cuando sea mi turno, dejaré que vean cómo lo hago. Porque creo que es un beneficio para todas las personas no trasmitir el virus”, concluyó.

Una enfermera de Queens, primera en recibir vacuna Pfizer contra COVID-19 en EE. UU.

Sandra Lindsay, una trabajadora de la salud de Nueva York, fue vacunada este lunes con el tratamiento médico desarrollado por Pfizer y BioNTech, siendo la primera persona en Estados Unidos en ser inmunizada.

Los lotes de la vacuna salieron este domingo de la planta de la empresa estadounidense en Michigan rumbo a cada estado. Las dosis fueron enviadas en cajas con nieve carbónica (hielo seco), que las mantendrán a -70 ºC, la temperatura necesaria para conservar el compuesto.