Según la primera reconstrucción de los hechos, Piscitelli fue atacado alrededor de las 7:00 p.m. (hora local), cuando se encontraba sentado en un banco del parque de los Acueductos, situado en la periferia sureste de la capital italiana.

Los medios locales explican que Piscitelli recibió un tiro por la espalda en la cabeza, a la altura de la oreja izquierda, y que fue un testigo quien avisó a la Policía, que de inmediato acordonó la zona.

Por el momento se desconoce la identidad del agresor y las autoridades italianas han abierto una investigación para esclarecer lo sucedido, que no va dirigida por ahora contra nadie en concreto.

Piscitelli, de 53 años, fue investigado en el pasado por tener vínculos con el narcotráfico e incluso fue relacionado con el caso de corrupción conocido como “Mafia Capital”, una red criminal que operaba en el ámbito empresarial y político de Roma y que se destapó en 2014.

‘Diabolik’ era conocido también por sus mensajes antisemitas y misóginos, pues entre otras cosas defendía la necesidad de impedir la participación de las mujeres en el fútbol.