Según fuentes policiales, citadas por el diario Clarín, el médico policial que llegó hasta el lugar de los hechos constató que el cuerpo de la mujer tenía la mandíbula fracturada y heridas en la cabeza.

Las autoridades interrogaron a una hija de Romero de Sandoval y ella señaló a uno de sus hermanos, de 32 años, como el principal sospechoso y dijo a qué lugar se había escapado, añade el mismo medio.

Según la joven, el presunto asesino se había ido a la casa de unos familiares, a unos 15 kilómetros de la ciudad de San Justo, adonde llegaron oficiales y lo capturaron, indica el rotativo argentino.

Ahora, el fiscal Guillermo Persello lo acusará por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, detalló Clarín.

Finalmente, explica ese diario que el sospechoso y su madre vivían junto al esposo de la anciana, pero que este no se encontraba en casa debido a que está hospitalizado a la espera de ser sometido a una intervención quirúrgica.

Sin embargo, no mencionaron los motivos por los cuales el sujeto habría asesinado a su propia madre.