Ella le pagó 400 dólares (1’350.000 pesos) a un amigo para que matara a sus papás, pero como él finalmente no lo hizo, le dio 900 dólares a otra persona para que ejecutara el crimen. Esta tampoco llevó a cabo el asesinato, informó CBS 12.

Alyssa también le confesó a un investigador que usó 100 dólares (337.000 pesos) del dinero que robó para comprar cocaína, indicó el mismo medio.

De acuerdo con WTVR, los papás de la menor manifestaron que presentarían cargos contra su hija, quien fue acusada de dos cargos de solicitud penal por asesinato. Actualmente, ella está bajo custodia del Departamento de Justicia Juvenil y se espera la fecha de su próxima audiencia.

“Este es un caso triste cuando piensas en la dinámica familiar. Ni siquiera podía imaginar algo así”, manifestó el sargento Fred Jones a WOFL-TV, según recogió el portal Heavy.