El primer suboficial de la Guardia Costera, Luke Clayton, explicó que los equipos de rescate desconocen en qué parte de la embarcación se encuentran los miembros de la tripulación, lo que complica las posibilidades de hallar a los cuatro desaparecidos, de acuerdo a la cadena de televisión CNN.

Los rescatistas también están preocupados por el gran tamaño de la nave y el hecho de que tiene puertas herméticas y numerosos compartimentos.

Un video divulgado por la CNN muestra un helicóptero de la Guardia Costera que aterrizó el lunes al lado del barco volcado para aumentar los esfuerzos de rescate.

La tripulación del Golden Ray, un barco surcoreano de casi 200 metros de eslora, informó a las autoridades estadounidenses de que la embarcación se volcó cerca de las 2 de la madrugada del domingo.

Los equipos de la Guardia Costera y otras agencias respondieron rápidamente y rescataron a 20 de las 24 personas a bordo, 23 tripulantes y un piloto, antes de que un incendio los obligara a detenerse, según explicó este domingo el comandante de la guardia del sector de Charleston, John Reed.

Por la noche, la Guardia Costera trabajó para estabilizar el barco para reanudar las operaciones de rescate, que se detuvieron debido a un incendio en la embarcación.

“A medida que el humo y las llamas comenzaron a aparecer, nuestros equipos evaluaron que la situación era demasiado arriesgada para ir más adentro del barco e intentar localizar a las cuatro personas que aún permanecen allí”, agregó Reed.