El jugador obtuvo el permiso del entrenador danés, Age Hareide, para no asistir al entrenamiento del equipo este domingo. Los demás jugadores hicieron ‘vaca’ para pagarle un avión privado y que viajara a Dinamarca para conocer a su bebé, informa Sport.

El artículo continúa abajo

Knudsen, que milita en el Ipswich, de Inglaterra, había sido padre el martes pasado, cuando la selección escandinava ya se encontraba en territorio ruso para debutar el sábado ante Perú (equipo al que venció por la mínima diferencia).

El lateral, para quien el detalle de sus compañeros fue una auténtica sorpresa, regresará este mismo lunes a Rusia para continuar con la preparación del siguiente juego de su selección, que se medirá este jueves ante Australia (que perdió en la primera fecha ante Francia).

Por supuesto, la cercanía de Dinamarca con Rusia le favoreció a Knudsen, que corrió con mucha mejor suerte que su homólogo peruano Yoshimar Yotún, que también se convirtió en papá en las últimas horas. Sin embargo, no se pudo desplazar a su país para conocer a su hijo, así que tendrá que esperar algunas semanas, agrega Marca.