El cuarteto norteamericano, formado por Tianna Bartoletta, Allyson Felix, English Gardner y Tori Bowie, logró el segundo mejor registro de la historia (41.01), solo superado por el que Estados Unidos logró en los Juegos de Londres-2012 (40.82).

Estados Unidos entró en la meta delante de Jamaica (41.36), que ganó la plata y que alineaba a la campeona olímpica de 100 y 200 metros, Elaine Thompson, y Gran Bretaña (41.77), que fue bronce.

Las norteamericanas, que habían sido descalificadas en semifinales, fueron readmitidas, tras correr una serie en solitario el jueves, certificando su pase a la final del viernes, en la que se impusieron.

AFP / Antonin Thuillier / AFP / Antonin Thuillier

A sus 30 años, este quinto oro de Allyson Felix se une a los logrados en Pekín-2008 (Relevo 4×100) y Londres-2012 (200, 4×100 y 4×400).

“Ha sido algo especial ganar el quinto oro”, afirmó la velocista.

Sentía que estábamos fuertes. El episodio de la primera descalificación del jueves nos hizo estar más determinadas y luchamos hasta el final”, explicó.

“A veces, la adversidad te hace más fuerte. Hay que tomar caminos tortuosos para fortalecerte y ganar experiencia”, concluyó Felix.

AFP