Durante la charla con el programa de entretenimiento de Caracol Televisión, la empresaria de fajas aseguró que para su ‘putifiesta’ en Pereira contaba con un permisos de las autoridades del lugar, por lo que no infringió ninguna norma.

Yo tenía un permiso de la mismísima Gobernación, firmado por el secretario de la Gobernación. […] La misma gente de la Gobernación cayó al reten para defenderme”, explicó.

Respecto de la primera información, Yina también comentó que la Policía se hizo presente en dicha celebración para verificar que todo estuviese en orden y, por ello, siguió con el desarrollo del evento, en el que protagonizó una bochornosa escena con Luis Alberto Posada.

Todo indica que la inmovilización de su camioneta que se dio en el municipio de Cartago y que recuperó al otro día ocurrió porque allí el documento no era válido, así que aceptó haber fallado en ello.

La polémica y problemas desatados por sus fiestas, en las que fueron tendencia algunos besos que compartió con Manuela Gómez, la habrían llevado a tomar la decisión de suspenderlas, por lo menos por el tiempo que dure la pandemia.