Así se puede ver en un video que un usuario de Instagram capturó en algún lugar de París, justo en el momento en que la famosa pareja se besaba mientras descendía en un ascensor. 

Al llegar al piso al que se dirigían, Kanye salió del elevador y dejó atrás a su mujer, que tardó un poco más en avanzar, mientras recogía un par de bolsas que llevaba con sus compras.

Kanye ni siquiera reparó en que la empresaria se retrasó, y continuó su camino, como se puede ver en la grabación. Eso sí, no se sabe si después volvió a ayudarla, porque el material no tiene una continuación.