Aunque desde el principio Gomez aseguró que se iba a arrepentir de hacerlo, tal vez no se imaginó cuánto, una vez comenzó el reto.

Con la ayuda de un experto en alitas picantes y salsas, las dos celebridades debían responder preguntas mientras comían una alita más picante que la anterior cada vez.

Con la segunda, Jimmy comenzó a manifestar sus sufrimiento, mientras Selena permanecía como si nada. Sin embargo, al pasar a la tercera, con una salsa llamada ‘Da’ Bomb. Beyond insanity’ (la bomba, más allá de la locura), la cantante también empezó a pasar un mal rato.

Dispuestos a seguir con el juego, Jimmy y Selena tomaron leche para contrarrestar el sabor de la comida y así atreverse a la última alita, con un aderezo aún más picante. Los dos aceptaron y entre sorbos de leche y lágrimas en los ojos, terminaron el ¿divertido? reto, como se puede ver en el siguiente video publicado en el canal de YouTube de ‘The Tonight Show Starring Jimmy Fallon’.