Eso confirmó la Alcaldía del municipio, que felicitó a los 45 miembros de la sinfónica y a su director, Alejandro Pinzón, que hicieron hasta lo imposible por ir al concurso.

Y es que la banda, si bien recibió un apoyo económico del gobierno municipal y departamental, tuvo que rebuscarse más de 80 millones de pesos para cumplir su sueño de representar al país en Europa.

Para eso vendieron hasta comida e hicieron rifas, además de pedir la ayuda de empresas y ciudadanos, como contó el director en una entrevista con Pulzo, días antes del viaje a Bélgica.

Aquí compartimos un video del momento en que la sinfónica recibió la noticia de que había sido la mejor del festival celebrado en Neerpelt.