La serie busca compartir “historias de personalidades fuera de lo común que resistieron a las situaciones más difíciles, para permitir entendernos mejor a nosotros mismos y a nuestro entorno”, afirmó en un comunicado el príncipe Harry, nieto de la reina Isabel II de Inglaterra, declarándose “increíblemente orgulloso” de trabajar con Oprah Winfrey.

El duque de Sussex y la superestrella de la televisión estadounidense son “cocreadores y productores ejecutivos” de esta serie de “varios episodios”, explicó el palacio de Kensington sin precisar las fechas de su difusión.

Harry, su hermano William y la esposa de este, Kate, lanzaron en 2017 Heads Together, una estructura destinada a recaudar fondos y apoyar proyectos relativos a las enfermedades mentales, luchando al mismo tiempo contra la estigmatización de las personas afectadas.

Ese mismo año, Harry reconoció haber atravesado un periodo de “caos total”, al acercarse a la treintena, que lo llevó a pedir ayuda psicológica para superar el traumatismo de la muerte de su madre, la princesa Diana, en 1997 en un accidente de tráfico en París.

Harry, de 34 años, y su esposa, la exactriz estadounidense Meghan Markle, de 37, esperan su primer hijo para finales de abril o principios de mayo.