Pingel informó erróneamente el domingo que Roberts había muerto, y, después, el lunes, rectificó de modo surrealista.

Sin embargo, el novio de la fallecida, Lance O’Brien, confirmó este martes finalmente la muerte de Roberts a medios estadounidenses como The New York Times.

La lamentable confusión en torno al estado de salud de la actriz, conocida sobre todo por ser la chica Bond de ‘A View to a Kill’ (1985), comenzó el domingo cuando Pingel aseguró que ella había fallecido ese día en Los Ángeles, California, donde se encontraba ingresada en un hospital desde que se desmayó en la calle el pasado 24 de diciembre mientras paseaba a sus perros.

Pero Pingel dio marcha atrás el lunes de forma sorprendente y afirmó que seguía viva. “Así que, sí, esta mañana hacia las 10… el hospital llamó para decir que ella sigue viva, aunque no pinta bien. Con suerte tendremos información (pronto). Es desconcertante”, dijo Pingel a The Hollywood Reporter.

El representante sostuvo que la confirmación de la muerte de la actriz le había llegado el domingo a través de O’Brien.

Otro detalle extravagante tuvo también como protagonista a O’Brien, que se enteró el lunes en medio de una conversación con el programa ‘Inside Edition’ de CBS de que su novia no había muerto.

“¿Ahora me dicen que está viva?”, preguntó en una llamada telefónica que había interrumpido la entrevista.

“Oh, gracias a Dios (…). El hospital me dice que está viva. Me llaman de la unidad de cuidados intensivos”, aclaró después al periodista, sin poder contener las lágrimas.

Por ahora no se ha dado a conocer la causa del fallecimiento de Roberts, aunque sí se ha descartado que tuviera que ver con el coronavirus.

Roberts, cuyo nombre original era Victoria Leigh Blum, nació en Nueva York en 1955.

La artista probó suerte como modelo y también en la publicidad antes de hacerse un hueco como actriz en el cine.

La pequeña pantalla fue su primer hogar, ya que Roberts, tras varios papeles pequeños en series y películas televisivas, fue seleccionada como una de las tres protagonistas de la quinta y última temporada de ‘Charlie’s Angels’ (1976-1981).

No pudo evitar el fin de esa famosa serie, pero su carrera continuó ascendiendo hasta lograr el que fue probablemente el gran papel de su trayectoria: el rol de chica Bond en ‘A View to a Kill’.

Bajo la dirección de John Glen, esta cinta fue la última de Roger Moore como James Bond antes de ceder el testigo del agente 007 al actor Timothy Dalton.

‘A View to a Kill’ también contaba en su elenco con Christopher Walken y Grace Jones.

La filmografía de Roberts incluye también otras películas como ‘The Beastmaster’ (1982) y ‘Sheena’ (1984).

Su último papel destacado fue en la televisión gracias a la serie ‘That ’70s Show’ (1998-2004).