El 11 de enero de 2016, a las 8 de la mañana, en una habitación de la Clínica Reina Sofía, en Bogotá, se apagó la vida de este hombre, oriundo de Puente Nacional (Santander), que es considerado como uno de los padres de la televisión colombiana, destacó el programa Expediente Final.

Ese espacio periodístico cuenta que Carlos Muñoz llegó a la Clínica Reina Sofía aquejado por una hernia que debía ser intervenida mediante una cirugía, por lo que el actor autorizó a la junta médica de esa institución  que se le practicara una intervención, con la mala fortuna de que nunca se recuperó como se esperaba y falleció dos meses después, luego de varias intervenciones quirúrgicas y altas dosis de antibióticos, recordó el programa que contó con los testimonios de personas cercanas al artista.

“Carlitos empezó a irse de a pocos”, dijo Luz Helena Ángel Jaramillo, la viuda de Carlos Muñoz, en el instante en el que empezó a relatar cómo sucedieron los días en lo que su esposo ya no era consciente de lo que pasaba, permanecía conectado a una máquina, pero todavía así lo acompañaron para celebrar junto a él las fechas especiales de ese difícil diciembre de 2015.

Tenía casi 72 años de edad cuando falleció Carlos Muñoz y más de la mitad de ellos se los dedicó al teatro, la televisión y el cine, escribiendo su nombre de una vez y para siempre en la memoria de miles de colombianos que lo recuerdan como un caballero, un maestro de las artes escénicas y un ícono de la cultura colombiana, destacó el espacio dirigido por la presentadora Diva Jessurum.

Vea el informe de Expediente Final: