Las declaraciones las dio al programa ‘Lo sé todo’, en donde reconoció que “fue muy difícil terminar, al principio”, pero que “cuando entiendes que es alguien con quien vas a tener relación el resto de tu vida, pues hazlo ameno, hazlo amigo, hazlo llevadero”. 

En la entrevista, la primera en la que habla abiertamente de la sonada separación, Ramírez dijo que no fue fácil “perdonar, superar tantas cosas dolorosas que hubo en su momento”, aunque no especificó qué los llevó a ponerle punto final a su mediático noviazgo. “Yo creo que no hay que tener rencores, hay que soltar todo eso y hay que sanar”, añadió.

“Cuando uno hace las cosas tan bien en una relación… Yo lo di todo, lo intenté mil veces, y si no se dieron las cosas pues ya era hora de ya decir no más. Pero la tranquilidad de haberlo dado todo, eso no me lo quita nadie”, dijo la rubia al espacio de chismes del Canal 1, sobre la ruptura que se dio en junio (un mes antes del nacimiento de su hijo Salvador), aunque la hicieron pública en diciembre.

Y sobre cómo están con Mateo ahora, quien vive en Medellín “porque quiere vivir allá, porque tiene proyectos”, Melina dijo que es una mamá que apoya completamente la relación de él con el bebé: “Le mando fotos todos los días, los pongo en contacto, le hago llamadas”.

El deportista visita a Salvador en Bogotá “cada que quiere”, finalizó la presentadora.