Por eso, la famosa decidió dedicarle unas sentidas palabras al canino, que publicó en su cuenta de Instagram.

“Ayyy Cirilito. Nuestro amigo, bebé y compañero de vida. 5 años conmigo, 10 años con tu papá. Fuiste la compañía más maravillosa que pudimos haber tenido. Viste cómo tu papá y yo nos enamorábamos y formábamos un hogar; nos acompañaste en las buenas y en las malas. Soñaste al lado nuestro y viste cómo fuimos creciendo”, fue lo primero que escribió.

Luego, la celebridad continuó contando lo mucho que va a extrañar a la mascota, sobre todo por sus “ronquidos, lengüetazos, arrunches y salidas al parque”.

Y, aunque sobre la causa de la muerte del canino no dijo mayor cosa, mencionó: “Hasta hoy termina tu lucha por seguir con nosotros… tu cuerpo ya no respondía igual, pero sabemos que te fuiste para descansar en paz y para seguir con nosotros desde arriba”.

“Qué dolor ver que te nos fuiste, tantas memorias juntos serán irreemplazables. Descansa, Cirilo. Perrito mío. Te amo. ❤️🙏”, puntualizó Laura.

Aquí el mensaje completo de la presentadora para despedir a su “bebé”, que además incluye unas palabras que le enviaron  a ella de “te presto un perro”. La publicación está acompañada de algunas imágenes del canino.

View this post on Instagram

Ayyy Cirilito. Nuestro amigo, bebe y compañero de vida. 5 años conmigo, 10 años con tu papá. Fuiste la compañía más maravillosa que pudimos haber tenido. Viste como tu papá y yo nos enamorábamos y formábamos un hogar , nos acompañaste en las buenas y en las malas. Soñaste al lado nuestro y viste como fuimos creciendo. Que falta nos van a hacer tus ronquidos, lengüetazos, arrunches y salidas al parque. Hasta hoy termina tu lucha por seguir con nosotros… tu cuerpo ya no respondía igual pero sabemos que te fuiste para descansar en paz y para seguir con nosotros desde arriba. Que dolor ver que te nos fuiste, tantas memorias juntos serán irreemplazables. Descansa Cirilo. Perrito mío. Te amo. ❤️🙏🙏🙏🙏🙏🙏 Y acá unas palabras que me mandaron y quiero compartir. TE PRESTO UN PERRO: “Te prestaré, por un tiempo, un perro – me dijo una voz. Para que lo ames mientras viva y lo llores cuando muera, talvez serán 12 o 14 años, incluso puede ser por tan sólo 2 o 3. ¿Lo harías? ¿Lo cuidarás por mí mientras lo llamo de regreso? Tendrá encantos que te maravillarán y si su permanencia contigo es corta, siempre tendrás sus recuerdos para aligerar su pérdida. No puedo prometerte que se quedará, ya que todo lo terrestre debe terminar. Pero hay lecciones que quiero que este perro aprenda. He buscado por todo el mundo tratando de encontrar un maestro verdadero. Y de entre toda la gente que habita la Tierra, te he escogido a ti. Ahora dime, ¿le darás todo tu amor y pensarás que el esfuerzo vale la pena? ¿No odiarás al mundo y a la vida cuando venga de nuevo por él? Y entonces contesté: – Sí, estoy dispuesto, eso haré. Porque toda la alegría que este perro me traerá vale bien la pena a cambio del dolor de perderlo. Lo resguardaré con ternura, lo amaré de todo corazón mientras pueda y por el amor que me dará siempre estaré agradecido. Si vienes por él mucho antes de lo que espero, seré fuerte ante la pena y trataré de entender el por qué. Si, a través de mi amor logro cumplir tu plan para él, ayúdame a ser fuerte mientras lloro su partida. Y en su recuerdo sé que encontraré que quien más aprendió fui yo.”

A post shared by Laura Tobón (@laura_tobon) on