Y como ya es costumbre, la intérprete de ‘Bad Romance’ llegó pisando fuerte. A pesar de que hacía mucho tiempo no causaba controversia, al parecer, la lluvia de premios la inspiró y llegó no solo con uno sino con 4 trajes.

La artista, que es una de las anfitrionas de la gala, apareció con un enorme traje fucsia, que tuvieron que ayudarle más de 5 hombres a sostener, luego se lo quitó y terminó en un vestido negro muy holgado, que hizo juego con una sombrilla del mismo color.

Y como si lo ya mencionado fuera poco, Gaga también se deshizo de la prenda negra (tipo corsé) y quedó con un traje fucsia ceñido, que tampoco era su última prenda, pues la cantante se despojó de este y terminó en una sexy lencería negra.

Esta fue su transformación, ¿cuál fue tu traje favorito?

Este es el video de la transformación compartido por Variety: