La exconvicta, de 63 años, fue contratada por la empresaria para que modele algunas de las prendas moldeadoras de su marca Skims; allí Alice es la figura principal de la nueva colección, que pretende mostrar a mujeres más auténticas.

La idea de esta campaña es que cada mujer, que no tiene las medidas que marcan los estereotipos, explique cómo se siente al usar cada una de estas prendas y cómo es su vida cotidiana.

En la grabación de la pieza publicitaria, Johnson aprovechó para agradecerle a Kim por todo lo que ha hecho por ella.

“Kim vio un video en el que yo contaba mi historia. Le pareció muy injusto y, la verdad, yo ni siquiera sabía quién era ella. […] Por eso siempre digo que es mi ángel guerrero, porque nadie puede detenerla“, explicó.

Esta es la campaña: