En la fotografía que fue tomada cuando tenía 14 años, Emily posa frente a la cámara y luce un pequeño bikini estampado, que deja al descubierto su tonificada figura, que a través de los años solo ha tenido pequeños cambios: se han acentuado más sus curvas.

En el post de la publicación, la hermosa modelo aprovechó para dejar un mensaje reflexivo; allí aseguró que le gusta mostrar esta foto para que muchos entiendan que su figura se la debe a la genética, y confesó que hubiera querido ser a sus 14 años más que un cuerpo bonito

“Todavía siento que he recibido poder a través de mi cuerpo y mi sexualidad con el modelaje y plataformas como Instagram. Afortunadamente, he descubierto partes de mí que son mucho más importantes que la ‘sensualidad’, pero si eres una niña de 14 años que lee esto, no re preocupes por nada de eso, por ahora“, fue el mensaje que dejó Ratajkowski a sus jóvenes seguidores, esto como una forma de opacar a los estereotipos implantados.

Emily, que desde hace algún tiempo se ha encargado de cambiar el pensamiento de sus fanáticos, también invitó a las personas a que “lean muchos libros y sepan que lo que ven en Instagram es solo una fracción muy pequeña de seres humanos completos y maravillosamente complejos”.

Esta es la instantánea:

View this post on Instagram

I used to like showing people this photo of me at 14 to prove that my body is natural. Now I’m a little sad it exists at all. I was just a kid in this picture and I wish the world had encouraged my 14-year-old self to be more than just my body. All of that said, I do still feel like I’ve been empowered through my body and my sexuality via modeling and platforms like Instagram. Luckily I have discovered the parts of me that are so much more important than “sexiness”, but if you’re a 14-year-old girl reading this, don’t worry about any of that for now. Read lots of books and know that what you see on Instagram is just a very small fraction of complete and beautifully complex human beings.

A post shared by Emily Ratajkowski (@emrata) on