Según González, su objetivo era que su nariz se pareciera lo más posible a la de la cantante; es decir, más perfilada y menos aguileña.

“Después de 2 años decidí a hacerme la cirugía. Esto, pensando en el personaje, para no sufrir más las incomodidades de tener que estar quitándome y poniéndome cosas en el rostro”, comentó el imitador.

Agregó que la gente en sus conciertos le resaltaba el excesivo maquillaje que tenía en su nariz, y que eso era algo que le molestaba a la hora de tomarse fotos.

González indicó que algunas personas le han dicho “transformista, loca y travesti”, pero que esos insultos no le importan e incluso aseguró que no descarta otra operación.

“No estoy cerrado a ninguna posibilidad. Si tengo que hacerme algo para parecerme más al personaje, seguramente lo haré. Nunca me pondría senos ni cola”, puntualizó González al programa.