“Es malo, es una noche mala para mí”, confesó arrepentido el ciudadano norteamericano al especial periodístico del Canal RCN respecto a la grabación en la que, rodeado de dólares, euros, pesos colombianos y tarjetas débito y crédito, hizo la insinuación sobre la cantante de ‘Hips don’t lie’.

Aunque ese video circuló a finales del mes pasado, días después de que la denuncia contra Ariza se hiciera viral, fue Cuatro Caminos el encargado de revivirlo este fin de semana como parte de las acciones con las que Harrington pondría en duda la legitimidad de su demanda.

“Yo borré esa noche de mi mente, de mi Instagram. Pero otra persona grabó ese video. Yo estaba tomando cerveza, muy confundido [… ]. Yo amo a Shakira también, como toda la gente”, aseguró en el programa.

Hora 724, medio regional que publicó el video en su momento, señaló que esas declaraciones habrían sido hechas por el estadounidense desde un cuarto de hotel, al parecer en Barranquilla, ciudad donde, de acuerdo con lo mostrado por Cuatro Caminos, aún permanece tras llegar hace varias semanas en busca de la modelo colombiana.

La controversial insinuación habría sido hecha días después de que estalló el escándalo con Paola Ariza, por lo menos así se evidencia en la descripción del video subido, el pasado 25 de octubre, por Hora724 a YouTube. Allí se publica el clip como una prueba de que su protagonista “sigue dando de qué hablar”.

Cabe recordar que, según Brian Harrington, Paola Ariza le “robó” 6,2 millones de pesos, lo cual se demostraría con varios chats de WhatsApp que circularon en Twitter y que convirtieron este en un escándalo viral.

De acuerdo a una entrevista concedida por el extranjero a Caracol Radio el pasado 17 de octubre, la pareja se conoció  en redes sociales, y antes de viajar a Colombia a visitar por primera vez a la barranquillera, pues se quería casar con ella, él le consignó varias sumas de dinero que ella misma le pidió.

Al llegar a Colombia, sigue su relato en la emisora, fue rechazado por la modelo, quien además no le habría devuelto 800.000 pesos que él le giró a Angélica Ramírez, manager de Ariza. Esta última suma de dinero, según el testimonio del demandante, correspondería al pago adelantado por el arriendo de una habitación en Barranquilla que él nunca ocupó.