La teoría del trino, en torno a la equivocación de haber entregado inicialmente el Óscar a mejor película a ‘La la land’ y no a ‘Moonlight’, apunta a que Culligan incumplió el protocolo que la firma de la que es socio tiene en los premios —cuyos resultado audita desde hace 83 años— por estar publicando una foto en su cuenta de Twitter.

Dicho protocolo consistía en romper el segundo sobre (de los dos que siempre hay en la ceremonia en cada categoría premiada) con el nombre de la ganadora a mejor actriz (Emma Stone), luego de que ella recibiera el Óscar. Culligan no habría hecho eso aparentemente por estar trinando y, por eso, no entregó el sobre que seguía, con el nombre de la mejor película, sino el duplicado del de mejor actriz.

Esa versión la han registrado diversos medios como ABC de España, Antena 3 e Infobae que, incluso, hacen referencia al trino (que fue borrado de la cuenta de Twitter del socio de la firma auditora) por el que Culligan habría pasado el sobre incorrecto; y el último portal, además, compartió la publicación que supuestamente estaba haciendo el socio de PricewaterhouseCoopers cuando omitió el protocolo.

Infobae.

Esta no es la única teoría que se ha tejido entorno la polémica equivocación en los Óscar 2017.

En redes también apuntaron a que el error fue culpa del actor Leonardo Dicaprio (ganador del Óscar 2016 a mejor actor), pues dicen que él fue la última persona en tener el sobre a mejor actriz en sus manos (ya que fue quien entregó ese galardón), y luego lo puso a cambio del de mejor película para vengarse de la Academia por haberse demorado tantos años en entregarle una estatuilla.

No obstante, esa teoría perdió lo poco de fiable que tenía cuando PricewaterhouseCoopers afirmó que el error había sido culpa de su socio Brian Culligan, a través de un comunicado que publicó en Twitter, y en el que volvió a pedir disculpas a los afectados por este impase.