La empresaria necesitó la ayuda de dos de sus asistentes para entrar en el ajustado traje, de la firma francesa Balmain, que uso en la semana de la moda en París.

“Mierda… Me duele la piel… literalmente, siento como si me hubiera jalado un músculo del hombro”, dice la mujer en la grabación.

En el video se pueden ver todas las peripecias, y la fuerza con la que las tres mujeres halaban el traje.

Sin embargo, aunque el excéntrico atuendo resaltaba todas sus curvas, el sacrificio que tuvo que hacer por la moda fue grande al usar esta incomoda prenda; en uno de los clips se les escucha hablar sobre lo difícil que será ir al baño por lo que tendrá que aguantar hasta el final del evento. 

Pero este drama con sus vestidos al parecer lo vivió varias veces, pues escogió para los días que duró la pasarela en París tres atuendos del mismo material.

No obstante para Kim lucir radiante implica en ciertas ocasiones un poco de incomodidad, a la que la famosa parece estar acostumbrada; el año pasado lució un sensual diseño de Thierry Mugler en la Met gala, que le dejaba ver un cintura de avispa, pero para conseguirla tuvo que ponerse una corsé y una faja de cuerpo entero.

El video de su lucha con el látex ha sido usado de manera jocosa por algunas cuentas en redes, para referirse a como harán las personas para entra en su ropa luego de la cuarentena decretada en varios países a causa del coronavirus.