Herederos del famoso compositor denunciaron en el programa La Red que su familia fue desplazada de las tierras en Valledupar por presiones de grupos armados en 2003, por lo cual interpusieron apelación frente a fallo de la Unidad de Restitución de Tierras que otorga escrituras a otros afectados por el conflicto.

De acuerdo con Nelson Escalona, nieto del hermano de Rafael, las organizaciones ilegales buscaban que les traspasaran las tierras. Afirmó que “no hubo una negociación, eso fue un despojo total” y que para evitar problemas su abuela puso la finca a nombre de Pedro Daza Araujo, a quien le habían arrendado algunas hectáreas.

Nelson Escalona Martínez, abuelo de Nelson ‘junior’, había recibido Las Nubes por medio de un poder que le otorgó el primer propietario del terreno, el señor Beltrán Hinojosa.

La finca llegó a manos de Diomedes Díaz a través de una promesa de venta y posteriormente sería traspasada a Teodora Daza, esposa del artista vallenato.

Finalmente,  la Unidad de Restitución de Tierras asumió el control de los predios y se los entregó a los que consideró como víctimas.

Los Escalona denuncian irregularidades, aduciendo que “pueden haber manos con malas intenciones dentro del proceso desde la Unidad hasta el Tribunal” y reiteró que no solo su familia ha sido la verdadera propietaria de la finca, sino que también ellos fueron los reales desplazados por la violencia.