En medio de una entrevista con ‘La Red’, la actriz confesó que se operó la nariz, pues prácticamente se podía tocar la punta de esta con la lengua y, además, cuando estaba en el colegio se la fracturó al recibir un balonazo.

Además, mencionó que hace más o menos 4 años cayó en la tentación de inyectarse bótox, pero además de parecerle “horrible”, a causa de un mal especialista, “es carísimo“.

Sin embargo,  volvió a intentarlo después con otro médico, aunque siguió sin estar convencida porque“termina siendo una cosa rara”, que no es cómoda tenerla en la piel; prefiere sus “arrugas” y tomar vitaminas.

Estas fueron las declaraciones de Natalia: