En una entrevista para la última edición de la revista Aló, Natalia aseguró que no se excede mucho con la comida, no consume ningún alimento blanco y tampoco se pasa con los carbohidratos. Come mucha fruta y toma agua.

En cuanto al cuidado de su cuerpo, la actriz comentó que le cuesta mucho levantarse de la cama porque le da mucha pereza, pero que para ella es muy satisfactorio llegar al gimnasio y hacer ejercicio. Además de entrenar allí, hace yoga para complementar sus rutinas.

Su rostro es sin duda uno de sus más grandes atractivos, pues a pesar de los años muchos la siguen viendo como hace 20 años, cuando encarnó a la antagonista de la novela más exitosa de Fernando Gaitán. Para mantener su rostro intacto, se desmaquilla siempre y realiza varias rutinas con las que le da vitalidad a su rostro, aunque no especificó cuáles.

Así se veía en ‘Betty, la fea’: