En ese preciso momento fue interceptado por hombres armados que lo “despojaron de todas sus pertenencias”, reportó Zona Cero.

“Tremendo susto. Le robaron celulares y pertenencias. Quedaron incomunicados”, le dijo a ese medio una fuente cercana a De la Espriella. “Todos están bien en medio del tremendo trauma de este asalto”.

De acuerdo con el portal informativo, la fuente que consultó no descartó que al acordeonero los delincuentes le hubieran estado haciendo seguimientos desde mucho antes, hasta consumar su delito en la casa del artista, en el norte de Barranquilla.

Peter Manjarrés también reportó el atraco del que fue víctima De la Espriella, pero, a diferencia de Zona Cero, aseguró que el hecho se produjo “en el parqueadero del hotel”.

Otras personas, con el humor que caracteriza la idiosincrasia costeña, evocaron el viral caso del ladrón al que un repartidor de gas le lanzó un cilindro cundo intentaba robar a un compañero.

“Joda y [Juancho de la Espriella] no llevaba un cilindro”, escribió uno en Twitter, mientras que otro recomendó: “Anden con su cilindro muchachos”.

De la Espriella también fue víctima de un atraco en Bogotá, en agosto de 2017, cuando los ladrones lo despojaron a él y a otro músico que lo acompañaba de sus pertenencias cuando esperaban un cambio semáforo dentro de su vehículo.