Teniendo en cuenta lo anterior, es importante mencionar que la residencia de la artista está ubicada en el municipio de Huatulco, que pertenece al mencionado estado; por lo tanto, ella experimentó un movimiento más fuerte que el reportado en Ciudad de México.

El temblor, que tuvo una magnitud total de 7,5 grados, además de provocar pánico en Alejandra, dejó graves afectaciones en la estructura de casa y, seguramente, en las de miles de personas.

Acaba de temblar, chéquense cómo quedó la pared, las ventanas: todo roto“, comentó la mexicana en algunas historias de Instagram, en donde se hacen evidentes los destrozos.

Por lo visto en las imágenes, su vivienda ahora tiene varias grietas, los marcos de las ventanas se desacomodaron tanto que algunos se cayeron y se rompieron.

Aquí, el video que fue replicado en Instagram por Despierta América:

Las grabaciones son apenas una muestra de los daños ocurridos durante el movimiento, que se habría sentido hasta en el centro de México. El país y  Centroamérica ahora están en estado de alerta de tsunami.