De acuerdo con Variety, así fue que sucedieron las cosas: Driver estaba en medio de una entrevista con la emisora NPR desde un estudio en Nueva York, cuando desde las oficinas principales, en Filadelfia, pusieron la parte en que él entona ‘Being Alive’ en la película de Noah Baumbach.

Sin embargo, Danny Miller, el director ejecutivo de la emisora, dijo en un comunicado que no entendía por qué el actor había abandonado la conversación, pues le advirtieron antes que se quitara los audífonos, porque sabían perfectamente que él, como otros colegas, odian escucharse. 

“Sabíamos por nuestra entrevista previa con Adam Driver que no le gusta escuchar videos de sus películas (eso no es inusual, muchos actores se sienten así). Así que Terry lo invitó a que se quitara los auriculares mientras reproducíamos el clip de 20 segundos, y nuestro ingeniero en Nueva York le indicaría que se volviera a poner los auriculares después de que terminara el clip (también lo hicimos durante nuestra entrevista de 2015). Pero esta vez, después de que el clip concluyó, nuestro ingeniero en Nueva York nos informó que había salido del estudio y luego salió del edificio. Todavía no entendemos por qué Adam Driver decidió abandonar la entrevista en ese momento”, se lee en el texto, citado por Variety.

Como es, este fue el pedazo de ‘Marriage Story’ que provocó la incomodidad del Adam Driver, que acaba de llegar a cartelera con Star Wars: El ascenso de Skywalker’: