En un corto video, Natalia Ramírez mostró parte de su seno, que lucía algo resentido y con varios morados producto de la situación. Sin embargo, ella destacó que ya se encuentra mucho mejor de lo que estuvo inicialmente.

Dijo que en su autoexamen de mama no encontró nada inusual, tampoco en una mamografía de rutina. Fue hasta que su médica le ordenó una ecografía que le encontraron “una pepita”.

Después del hallazgo, le hicieron una biopsia, que fue la que le ocasionó los morados en su seno. Aliviada, Natalia contó que los resultados arrojaron que la masa que está en su pecho no es maligna.

“Gracias a Dios, el resultado fue benigno y no tuvo mayores consecuencias”, dijo la actriz, recordada por su papel en la telenovela ‘Yo soy Betty, la fea’.

Llamado para prevenir el cáncer de seno

Después de descartar lo peor, Ramírez les pidió a las mujeres que tengan cuidado con esa enfermedad y que tomen todas las precauciones para detectar cualquier anomalía a tiempo.

“Sigo insistiendo en que el autoexamen, la mamografía y la ecografía son indispensables. Esto no está ajeno a ninguna de nosotras”, concluyó.

Natalia Ramírez cuenta que le encontraron una masa en sus seno