Primero, fueron las voces que le achacaron el problema a Sergio Fajardo desde su gestión como gobernador de Antioquia, y que el aspirante calificó de “afirmaciones irresponsables y falsas”.

“Debo aclarar que la Gobernación que lideré (2012-2015) no tiene responsabilidad sobre lo que está ocurriendo. EPM […] tuvo desde el gobierno de Aníbal Gaviria y tiene hoy la dirección total de la construcción de la hidroeléctrica”, precisa Fajardo en un comunicado. “Entiendo que por ocurrir en medio de una campaña presidencial, la situación sea manipulada por los opositores para atacarme, pero eso no es lo sustancial”.

“En 2012 recibimos un contrato ya suscrito y en ejecución del tipo BOOMT entre la Sociedad Hidroituango y EPM. La Gobernación por acciones propias y a través del IDEA es socia de Hidroituango en casi 53%; EPM es socia en 46% y el resto son accionistas minoritarios”, explica el comunicado. “El contrato estipulaba que EPM sería el contratista que se encargaría de construir, poseer, operar, mantener y luego transferir de vuelta el proyecto a la sociedad HI, una vez recuperados los costos de inversión”.

El artículo continúa abajo

Pocas horas después, Gustavo Petro publicó un tuit que llevó el tema a otro plano, pues muestra una foto del corregimiento de El Aro, en Ituango, después de la masacre que lo marcó, y escribió: “Es la depredación de su naturaleza, es el aplastamiento de su cultura laboriosa por una alianza de la clase política más corrupta con el narcotráfico: Es Uribe y Ramos”.

Luego aseguró que “los responsables del desastre de Hidroituango sí tienen nombres y no deben ser ocultados”, y afirmó que “sin escuchar la voz de las comunidades de la zona a quienes masacraron, impusieron su proyecto Álvaro Uribe Vélez y Luis Alfredo Ramos, padrinos de Duque”.

De inmediato, Iván Duque le respondió diciendo que para el caso HidroItuango “es muy apresurado hablar de responsables”.

Y uno de los señalados por Petro, el expresidente Álvaro Uribe, le dijo al exalcalde de Bogotá que dijera “siquiera una verdad”, y redireccionó de nuevo los focos hacia Fajardo: “El proyecto de aceleración de HidroItuango lo firmó el Gobernador Fajardo el 30 de Dic de 2015 por 650 mil millones de pesos”.

“Según el dr Petro yo impulsé a Hidroituango contra las víctimas que causé. No sé si es ignorancia o mentira dolosa, pero finalmente lo uno y lo otro lo aprendió de Chávez. Debería enterarse qué hice para mejorar las finanzas de Antioquia mientras él quebró a Bogotá”, agregó Uribe en otro trino.