El gigante estadounidense de las sodas Coca Cola, que en 2020 sufrió el impacto del cierre de restaurantes y cines por el coronavirus, superó las expectativas de resultados en el primer trimestre y apuesta a la vacunación contra el coronavirus para seguir mejorando.

La tendencia en volumen vendido en el primer trimestre “mejoró regularmente cada mes por la reactivación en mercados donde la incertidumbre vinculada al coronavirus disminuye“, remarcó el grupo en un comunicado difundido el lunes.

Los volúmenes de ventas “están vinculados a la movilidad del consumidor”, que depende de las vacunas, explicó la firma.

La ganancia neta del trimestre fue de 2.200 millones de dólares, 19 % menos que en igual período del año pasado, mientras que la facturación subió por su lado 5 % a 9.000 millones de dólares.

Por acción, la ganancia neta fue de 55 centavos contra 50 esperados por los analistas.

“El camino a la recuperación, sin embargo, permanece dispar alrededor del mundo“, concluyó.

Las ventas subieron 18 % en Asia-Pacífico en el trimestre y 8 % en América Latina con relación a igual período del año pasado. En América del Norte la progresión fue más modesta, de 4 %, en tanto bajó 7% en Europa/Medio Oriente/Africa.

La firma espera un incremento de su facturación de 5 % a 10 % este año, y un crecimiento igual de su beneficio por acción de 5 % a 15 %.