La consultora asegura que recogió la opinión de unos 29.000 profesionales, en seis países, incluido Colombia, que coincidieron en que la apuesta de las empresas está enfocada en contratar personal competitivo, con marcadas habilidades personales y que esté dispuesto a asumir los retos de la compañía.

Los resultados de este estudio arrojaron que para que un profesional sea atractivo para una empresa debe tener, además de los conocimientos técnicos, 5 talentos personales primordiales:

Tomar decisiones acertadas, solucionar problemas que surjan en medio de su labor, contar con una capacidad de planeación, dominar por lo menos otro idioma (principalmente el inglés) y contar con experiencia a la hora de liderar personal y manejar presupuesto.

Estas cualidades que se adquieren en la labor diaria le pueden dar un ‘plus’ al candidato a la hora de la entrevista y del proceso de selección, ya que actualmente las compañías “están invirtiendo más recursos en la capacitación de su capital humano para contribuir al desarrollo de competencias, habilidades de gestión y desarrollo personal de sus colaboradores”, agrega el estudio.

“Al final, son estas habilidades las que permiten que una persona se ajuste en realidad a un cargo y a una empresa, y son las que más cuestan encontrar y desarrollar, mientras los conocimientos técnicos son más fácilmente adquiridos. En pocas palabras, las habilidades duras te ayudarán a conseguir la entrevista, pero serán las habilidades blandas las que seguramente te ayudarán a diferenciarte, conseguir el trabajo y mantenerte vigente y atractivo para tu empleador”, concluye PageGroup.

Un estudio que presentó la consultora Hays, en diciembre de 2018, arrojó que los perfiles profesionales más apetecidos por las empresas en este 2019 están en el sector tecnológico, energético y agroindustrial, ya que se vislumbra un crecimiento importante en estas áreas, según contó en Portafolio Carlos Mediedo, vocero de Hays Colombia.

También habrá grandes oportunidades de empleo para profesionales del área de la salud y de la educación, pues según un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo, Latinoamérica necesitará 12 millones de maestros, 3 millones de médicos y 8 millones de enfermeros.

“Estas tres ocupaciones han venido creciendo de forma notable en la región, pero lo más destacable es que los trabajos en educación y salud son, en comparación con otros sectores, de buena calidad”, explica Marcelo Cabrol, gerente del sector social del BID, según este comunicado.