Empresas del sector industrial y manufacturero concluyeron que, debido a los embates de la pandemia, el salario de sus operadores y colaboradores podría verse reducido hasta en un 4 %.

Un estudio de la firma consultora Mercer, citado por Portafolio, señala que, aunque apenas el 22 % de las empresas encuestadas contemplan una reducción de personal, es muy improbable evidenciar aumentos significativos de sueldo durante el 2021 (incluso en cargos directivos).

Lo anterior se debe a que no pocas empresas tuvieron que recurrir a ayudas financieras para no dejar de operar, lo cual representa la necesidad de un plazo para recuperarse.

Salarios en Colombia en 2021

Sebastián Ponce de León, consultor de Mercer, le dijo al mencionado medio que, pese a que se prevé una disminución de aumentos salariales, las empresas se han puesto en la tarea de buscar nuevos perfiles, principalmente relacionados con transformación digital. (Vea también: Salario mínimo en Colombia: empresarios dan luces del aumento para 2021)

Por otra parte, el apetito de las compañías por profesionales que puedan cumplir el cargo de supervisor no es nada pequeño. De hecho, en Medellín se estima que se ha aumentado, en promedio, un 11 %el salario para esos puestos.

Sin embargo, como antídoto contra el pesimismo, las empresas mismas reconocieron que la reducción de salarios es una decisión temporal para oxigenar sus arcas.

“Si bien el 79 por ciento de las empresas tuvieron que congelar contrataciones durante 2020, y el 9 por ciento debieron optar por algún tipo de reducción salarial en su planta de personal, el 100 por ciento manifestó que estas reducciones y la congelación de contratación no son permanentes”, apuntó Ponce de León.

Salario mínimo en Colombia en 2021

Pese a que este estudio no tuvo en cuenta el salario mínimo, en los próximos días comienza la discusión en Colombia. Las centrales obreras se la juegan por pedir un aumento hasta del 15 %, mientras que los empresarios se resisten a dar un aumento superior a la inflación causada de este año, que rondaría entre 2 y 3 %.

En caso de que se logre un anhelado aumento del 15 %, el salario mínimo en Colombia subiría 131.670 pesos, es decir, se ubicaría en una cifra global de 1’009.472 pesos, según las estimaciones de los sindicados, publicadas por el diario La República.