“Se trata de un presupuesto austero. Nos gustaría tener mucha más plata y la plata que hay la vamos a usar de la mejor manera posible”, manifestó el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, en una rueda de prensa. “Dentro de los márgenes que tenemos, que no son muchos, vamos a enfatizar los principales programas de Gobierno”, agregó.

El presupuesto tendrá un aumento del 7,7 % con respecto al de este año y, sin considerar el servicio de la deuda, el proyecto asciende a 212,4 billones de pesos. De esa suma, 40,4 billones de pesos corresponden a inversión, mientras que los restantes 172,1 billones de pesos son para funcionamiento.

Entre los sectores en los que se harán las mayores inversiones, educación dispondrá de 43,1 billones de pesos; trabajo, 31,5 billones de pesos, y salud y protección social, 31,8 billones de pesos.

Planeación Nacional también experimentó un aumento de más del 100 %, con más de un billón de pesos para el 2020, mientras que otros rubros que también experimentaron ajustes positivos, aunque mucho menores, fueron los de ciencia, tecnología e innovación, deporte y recreación, justicia e interior, agrega El Espectador.

El Dane también recibirá un aumento del 16 %, atendiendo las dificultades que la falta de presupuesto que esto ocasionó para el último censo, según el director de esa institución, Juan Daniel Oviedo. Ese medio también comenta que el gran perdedor fue el agro, al que se le redujeron sus recursos en un 21,6 %,

Carrasquilla señaló que la idea es que la ejecución del PND sea consistente con la estrategia fiscal del Gobierno, lo que espera que asegure la sostenibilidad de las finanzas estatales, por lo que manifestó que gran parte del presupuesto es “inflexible”:

“Hemos señalado de tiempo atrás que las inflexibilidades en el presupuesto son algunos de los factores que obstaculizan la asignación eficiente de los recursos fiscales”

Asimismo, agregó que esto no solo sucede en la inversión, “también las transferencias de la Nación se caracterizan por la presencia de rentas de destinación específica y mínimos de gasto público que se asignan en el presupuesto sin consideración alguna a su necesidad o pertinencia”.

Sobre el servicio de deuda el presupuesto incluye apropiaciones por 59,2 billones de pesos, cifra superior en un 14,2 % frente a la de este año. De esta suma, 28,4 billones de pesos corresponden a “principal”, mientras que los otros 30,9 billones de pesos a intereses y otros conceptos.