La empresa aclaró que el monto será desembolsado por parte de las dos multinacionales, empresas que controlan las acciones mayoritarias de Avianca, después del 15 de octubre de este año, datos que se puede ver en la información relevante de la Superintendencia Financiera.

De esos recursos, detalló Avianca en el documento publicado por la autoridad, 50 millones de dólares (prestados por Kingsland) están destinados a propósitos corporativos generales luego de repagar todas las obligaciones de la empresa.

El vencimiento de la transacción es para los próximos cuatro años desde el desembolso, es decir, aproximadamente hasta noviembre del año 2023 y cuenta con un interés anual del 3 %, continúo la firma.

La garantía para el préstamo es a través de una prenda de acciones de las subsidiarias principales de Avianca, sujeto a que la compañía podrá vender y retener las ganancias de ciertas operaciones de negocios no estratégicos, explicó la aerolínea en el comunicado.

La compañía añadió que espera recaudar 125 millones de dólares adicionales (deuda incremental) de parte de los accionistas preferenciales bajo la forma de obligaciones garantizadas convertibles, que será estructurado como una suscripción de derechos de emisión a estos.

Vale recordar que, en los últimos meses, Avianca atravesó por una situación económica complicada que incluyó cambios en sus directivos, modificaciones en su operación nacional e internacional e, incluso, optar por la venta de varios de sus aviones como inicio de su proceso de reestructuración.

Además, a mediados de 2019, Kingsland, a través de United, tomó el control en la participación accionaria del exdirectivo de Avianca, Germán Efromovich, después del incumplimiento de una deuda por más de 400 millones de dólares del ejecutivo con las dos firmas.