Indicaron en un comunicado que perdonarles y borrarles por única vez el reporte a los morosos, luego de que paguen la deuda, aparte de fomentar la cultura del “no pago” en Colombia, afectará directamente la calidad de los datos crediticios a las entidades financieras, lo que terminará rebotando en la población de menores ingresos.

“Las entidades financieras, comerciales y de servicios que colocan créditos o financian bienes o servicios se verían forzadas a tomar decisiones de crédito con información incompleta, factor que las llevaría a endurecer sus políticas de riesgo, afectando especialmente a segmentos poblacionales vulnerables”, manifestaron 26 de los 27 gremios que componen el Consejo Gremial Nacional.

Los empresarios destacaron además que el único soporte que tienen los colombianos de menores ingresos para que las entidades les aprueben fácil y rápido los préstamos, es su historial crediticio, que se vería afectado por ayudar a los morosos. “Se contraería y encarecería la colocación de créditos y la prestación de bienes y servicios en el mercado”.

Un punto importante que resaltaron los empresarios, en caso de que se apruebe el proyecto del senador David Barguil, es la exposición de los colombianos al obligarlos a acceder a los préstamos informales, más conocidos como ‘gota a gota’, impidiéndoles aún más salir de la pobreza.

Los gremios hicieron un llamado de urgencia al Congreso a no aprobar este proyecto que, según ellos, eliminaría información necesaria con la que se evitaría poner los recursos de los ahorros de los colombianos en manos inadecuadas. “La difícil situación que vive el país nos obliga a todos a actuar con un gran sentido de responsabilidad y sólo con más y mejor informacion podrá administrarse esta crisis de mejor forma”.