En un diálogo con Portafolio, Franzon resaltó la importancia que tiene la pedagogía sobre los efectos del tabaco y, por ello, también precisó que quienes fuman podrían dejar de hacerlo para reducir los índices de enfermedades asociadas al producto.

“Nuestro consejo como compañía es que si usted nunca ha fumado no comience con ningún producto, y si fuma deje de fumar”, dijo al diario.

La mejor manera de reducir las enfermedades relacionadas con el fumar es dejar de fumar y, si no puede, cámbiese al cigarrillo electrónico o al iqos, que reducen los efectos para los fumadores”, añadió el especialista en su entrevista.

El médico representante de Phillip mencionó al periódico que la multinacional ha invertido 6.000 millones de dólares en estudios para determinar medidas que disminuyan los efectos negativos en la salud de los fumadores.

De igual forma, detalló al medio que entre más calor obtenga la nicotina, más daños causa en el cuerpo humano.

Por lo anterior, explicó a Portafolio que debido a que la nicotina y los demás compuestos químicos que incluyen los cigarrillos convencionales es quemada a un promedio de 900 grados centígrados y la de los cigarrillos electrónicos o los iqos se reduce a 400, estos últimos productos son menos dañinos para el hombre. 

Sin embargo, vale reseñar que en Estados Unidos ya van 12 muertos por ‘vapear’ cigarrillos electrónicos y 805 personas más padecen enfermedades pulmonares asociadas al uso de estos dispositivos.

“Como compañía estamos tratando que los cigarrillos sean obsoletos, pero no podemos hacerlo solos”, sentenció en su diálogo con el diario.