Se llamaba Cuerpos y les brindaba todos los hombres y mujeres contenido erótico totalmente explicito por un precio de 500 pesos colombianos (la décima parte del salario mínimo de entonces), según el medio.

Su primera edición se publicó en 1980 bajo el mando de Édgar Roberto Escobar, jefe de comunicaciones del Cartel de Medellín, que aseguraba en la contraportada del libro erótico que era periodista y sociólogo especializado en España, mencionó la revista.

En la primera edición aparecen cinco parejas desnudas sin ningún retoque ni mejora en sus cuerpos y rostros; también incluye un titular en letras mayúsculas bastante llamativo para los suscriptores: “FOTOS ERÓTICAS DE MODELOS NACIONALES”, “UN MUNDO DE SEXO EL CLUB DE CUERPOS”, de acuerdo con el portal.

Cuerpos fue la primera revista accesible de pornografía en el país que cumplió con las fantasías de muchos colombianos, su formato era pequeño y discreto para caber en cualquier bolsillo de un pantalón o bolso de mano, apuntó el magazín.

Los sicarios de escobar eran clientes fieles de la revista; de hecho, muchos se enamoraron de los modelos que aparecían en las portadas y se los llevaron fuera del país para no compartirlos con nadie más, informó Soho.

Cuando la revista se hizo famosa, Edgar Escobar amplió el portafolio para que los lectores adquirieran títulos exclusivos de la colección erótica, como “Juegos Ardientes”, “Es más tierno al amanecer”, “Aroma de sexo” e “Historia prohibida y cuerpos de fuego”, entre otras ediciones, afirmó el medio.

La revista rompió los esquemas del porno, publicaba fotos de modelos que se animaban a enviar imágenes desnudos con su nombre real, dirección, edad, color de cabello y ojos. Sin embargo, ninguno de estos tenía el cuerpo atlético y perfecto que se conocía en los contenidos eróticos del momento, sino que eran jóvenes reales sin ningún retoque, informó el portal.

El final de Cuerpos llegó cuando su creador cayó y la situación del Cartel de Medellín se complicó; no obstante, la revista le dio pie a otros editores para empezar a mostrar contenido explicito sin ningún miedo en el país, dijo el medio.