En ese sentido, la propuesta de este centro de pensamiento es que tanto hombres como mujeres se pensionen a los 65 años en Colombia.

“Si bien el Gobierno ha hablado de que no se va a tocar la edad de pensión, las de Colombia siguen siendo muy bajas frente a países de la región y la Ocde. Se debería aumentar, ojalá a 65 años, puesto que la sociedad ha venido envejeciendo”, sostuvo Mejía, citado por el diario La República.

Para el director de Fedesarrollo, además de igualar la edad de pensión entre hombres y mujeres, se debería otorgar un bono o beneficio a aquellas que tengan hijos.

La propuesta de Mejía no es desproporcionada si se tiene en cuenta que, actualmente, Colombia tiene la edad de pensión más baja de América Latina y es la única que tiene dos regímenes pensionales.

“Los hombres chilenos se pensionan a los 65 años y las mujeres a los 60 y tienen ahorro individual; en Argentina donde hay un régimen de prima media las edades son de 65 para los hombres y de 60 para las mujeres”, ejemplifica La República.

Estas propuestas de centros de pensamientos y de diferentes sectores cobran fuerza por estos días, semanas previas a que el gobierno presente el proyecto de reforma pensional que trabaja desde hace varios meses. Una alerta que lanzó el diario El Tiempo hace pocos días da cuenta de que, si no se concretan los cambios, 2 de cada 3 personas que hoy tienen entre 23 y 43 años no se podrán pensionar.

Para ese último diario, si se mantiene el actual sistema, se van a seguir subsidiando las pensiones más altas del país con el gasto público y se aumentarán las devoluciones de aportes de aquellas personas que no logran la anhelada pensión.

“El país no va por buen camino en cobertura pensional, y ello amenaza con una bomba social que dejará con riesgos de indigencia a 3 de cada 4 ancianos”, advierte Anif, citado por El Tiempo.