El empresario destacó en su libro ‘Aquí no hay reglas’ que la compañía les brinda a sus empleados la mayor libertad que se pueda en un ambiente “casi anárquico” con el fin de que puedan tener sus propias ideas; todo esto, según él, hace que la Netflix siga innovando.

“Nos enfocamos de verdad en darle a los empleados una increíble cantidad de libertad”, indicó Hastings, quien explicó que esto se debe nivelar con la densidad de talento de sus colaboradores, y otros elementos que permitan que ellos encuentren alegre y emocionante su trabajo, lo que contribuirá a que la experiencia del consumidor sea mucho mejor.

El presidente de Netflix indica en su libro que la ausencia de reglas estrictas, acompañada de una cultura de responsabilidad en los empleados, estimula la creatividad en una compañía en la que el eje central es precisamente ese. “Hicimos esto poco a poco. Si empiezas desde cero y tratas de adoptar todo esto, probablemente será muy muy desafiante”, afirmó.

Vacaciones sin límite y más pago

El empresario indicó además que para alcanzar esa cultura corporativa “posindustrial”, se necesita un recorrido que incluye pasos relativamente predecibles como captar el mayor talento posible, favorecer la honestidad y franqueza dentro de la compañía.

“Si quieres ganar un mundial de fútbol, requiere mucho trabajo. Es muy intenso pero también hay una sensación positiva de contribución. Intentamos ser muy honestos sobre lo que tratamos de ser, aunque puede que no sea lo adecuado para todos”, manifestó.

Pero eso no es todo; según mencionó Hastings, hay otros elementos “más sorprendentes” para poder llegar a un mejor funcionamiento interno, como no poner límites a las vacaciones, no exigir explicaciones por gastos de viaje o comida y pagarles mucho más de lo que esté pagando la competencia.

“Eliminar los controles jerárquicos en la toma de decisiones es otra de las claves del funcionamiento de Netflix”, enfatizó el presidente de la plataforma de ‘streaming’, quien destacó que otro punto fundamental del éxito de la compañía es tener personas por las cuales luchar para que se queden.