Cuando usted ‘se cuelga’ en una deuda y no cumple con su obligación, inmediatamente, en su historial crediticio quedará el reporte de incumplimiento que tendrá visualización por todas las entidades a las que nuevamente solicite un crédito, lo que impedirá que se lo otorguen.

Según la Ley 1266, la información crediticia negativa y de incumplimiento en los pagos de un usuario del sistema (que haga referencia al tiempo de mora, tipo de cobro, estado de la cartera, entre otros) se regirá por un término máximo de permanencia vencido y la persona no podrá acceder o consultarla, reportó Portafolio.

“Cuando uno está en mora y paga la obligación, la información negativa se va eliminando de acuerdo con el término de doble mora. Por ejemplo, si fueron dos meses de atraso el término de permanencia, va a ser el doble de la mora a partir del pago”, explicó al diario Daniel Vargas, director jurídico de Datacrédito Experian.

Además, para las moras superiores a dos años, la Ley dicta que su reporte negativo en el sistema debe durar máximo cuatro años después de hacer efectivo el pago total, resaltó Portafolio.

Sin embargo, Vargas advirtió que las personas que no pudieron cumplir con sus obligaciones no permanecerán con el reporte negativo si llegan a algún tipo de acuerdo de pago con la respectiva entidad a la que le deben.

Por su parte, la información de carácter positivo permanecerá indefinidamente en los bancos de datos de los operadores para que, al momento de solicitar otro servicio financiero, el usuario y las entidades puedan tener acceso a este, añadió el medio.

Recientemente, el Congreso de la República hundió el proyecto de ley que buscaba borrar de las bases de datos de las centrales de riesgo a las personas que habían registrado mora en sus obligaciones crediticias y que ya habían pagado.