Decidió hablar 42 días después de haber perdido el derecho a voto en la junta directiva de la compañía, y también le contó al diario económico que está tomando acciones legales contra la aerolínea estadounidense que decidió ceder el control de la compañía, a Kinsgland, propiedad de Roberto Kriete.

Sobre su salida de la junta directiva de Avianca, Efromovich le dijo a Portafolio: “Fue una emboscada muy bien preparada. Eso no fue hecho de la noche a la mañana. Estamos en litigio con eso y no creo que sea el momento de hacer más comentarios sobre el tema.

Recordó en ese medio que aún es el accionista mayoritario de la aerolínea. “Colombia todavía es dueña de Avianca. Solo esperamos que con esa emboscada no se destruya lo que hemos logrado construir en los últimos 14 años”, dijo.

Precisamente, desde su condición de principal accionista, Efromovich anunció que está “tomando providencias, no solo para asegurar que se preserve lo que se ha construido, sino para garantizar todos los derechos” que tiene.

Preguntado por el periódico si mantiene algún diálogo con United Airlines, Efromovich respondió: “Sí, mantenemos diálogos con United, porque vamos a tener que vernos en las cortes. Hay gente que hasta como enemigo se respeta, y con United, que en este momento está en el otro lado, dialogamos y conversamos en el momento que lo tenemos que hacer”.