Son 3.460 los embargados (1.826 de vehículos y 1.634 de cuentas) porque incumplieron con el pago de 44.751 millones de pesos por este tipo de multas, informó la Secretaría de Movilidad.

La entidad advirtió que continuará ejecutando embargos por concepto de multas pendientes y a quienes se pongan al día con sus obligaciones les retirará esta medida.

Por ejemplo, levantó el embargo a 26.786 deudores que se comprometieron a normalizar sus deudas.    

En lo que va corrido del 2019, las autoridades han impuesto 1.220 comparendos por esta causa, suspendido 1.114 licencias, cancelado 67 y otras 991 fueron retenidas.

Si un ciudadano es sorprendido conduciendo en estado de embriaguez deberá pagar desde los 2,8 millones de pesos hasta los 39,7 millones (dependiendo del grado de alcoholemia detectado).

“La invitación a los conductores de la ciudad es a respetar las normas de tránsito para evitar multas, que de no pagarse a tiempo pueden llegar a medidas como el cobro coactivo. Conducir en estado de embriaguez es una conducta que representa gran riesgo para la seguridad vial de los bogotanos”, dice la Secretaría de Movilidad.