Debido a la deuda por 5.000 millones de dólares que la compañía tiene y la complicada situación económica por la que atraviesa, Avianca alterará las frecuencias nacionales en Colombia “muy levemente” y venderá algunos de sus aviones, dijo a El Tiempo el nuevo presidente de la empresa, Anko Van Der Werff.

Por ejemplo, actualmente, la aerolínea tiene 31 frecuencias diarias a Medellín y plantea una reducción moderada en esta ciudad.

Sin embargo, Van Der Werff destacó que, a través de la aerolínea Regional Express (que pertenece a la holding) y con aviones pequeños ATR, Avianca conectará ciudades intermedias (como Tumaco, Florencia, Ibagué y Quibdó) sin tener que pasar por Bogotá

El directivo reseñó que Avianca ya suspendió 25 rutas no rentables en Perú (una desde Cali y otra desde Medellín), Bolivia, Cuba y otros países de Centroamérica.

En la actualidad, Avianca cuenta con cerca de 180 aviones, de los cuales 168 están activos. La reestructuración también proyecta vender 24, especialmente pequeños (Airbus 318 y los Embraer 190), para fijar una base operativa de 158 aeronaves, entre ellas, 13 Boeing 787.

Para complementar, el directivo contó en su entrevista con El tiempo que es posible que Avianca abra frecuencias hacia Toronto (Canadá), San Francisco y La Florida (Estados Unidos).

Finalmente, el diario agregó que la compañía mejorará las comidas, ofrecerá vino a sus clientes y tendrá cobijas más grandes en sus aviones.

“Volverá el pan al desayuno”, dijo el medio.