Estos sectores, según cifras del Dane citadas por Blu Radio, registraron un incremento en sus ingresos del 24 %, mientras que a sus trabajadores se les incrementaron los sueldos en 12 %, aproximadamente, misma situación que se presentó en los empleados de los servicios de soporte tecnológico y procesamiento de datos y aplicaciones.

A las empresas de galletas, harinas, comida para animales, aceites, bebidas no alcohólicas y sustancias químicas, también les ha ido bien por estos días; según la emisora, aparte de producir más, también requirieron más personal en sus fábricas para cubrir la demanda de estos productos en el país, destacó la emisora.

Sin duda alguna a los que más se les incrementaron las ventas por la crisis del coronavirus y el aislamiento obligatorio para evitar su propagación en marzo, de acuerdo con cifras de la entidad estadística, fue al sector de los alimentos, productos para el hogar, productos de aseo personal y productos farmacéuticos y medicinales.

En contraste, a los que peor les fue durante el tercer mes del año (en el que empezó la cuarentena) fue al de ventas de combustible (gasolineras), vehículos y motos (concesionarios), tiendas de calzado, papelerías, locales de ropa, electrodomésticos, utensilios de uso doméstico y, por supuesto, los bares.

Eso por el lado de las ventas; por el de la producción y contratación de personal, las empresas y pequeños negocios que se dedican a la fabricación de artículos de viaje, productos farmacéuticos, vehículos y confección de prendas de vestir, fueron las que más salieron afectados durante marzo por cuenta de la pandemia del COVID-19.