Este proyecto fue contemplado en el Plan Nacional de Desarrollo y el Banco de la República será el encargado de la estructuración y control de la moneda que podrá ser comercializada por las personas que la compren, pues tendrá un valor nominal equivalente a los 10.000 pesos.

Sin embargo, el fin de su emisión es hacer un homenaje a la histórica gesta nacional y que sea de colección.

El reverso de la moneda incluirá la imagen de la granada, que recuerda el nombre del país para la época, y contendrá las palabras ‘República de Colombia’, el año de acuñación ‘2019’ y una imagen que, dependiendo del ángulo desde el cual se le mire, reflejará las iniciales ‘BR’, o el número arábigo ’10’, explicó el Emisor.

Será de color plateado gracias a una aleación de cobre y níquel, y tendrá una dimensión aproximada de 35 milímetros.

“Esta moneda conmemorativa toma como base para su diseño la primera moneda nacional, conocida en la época como “la china”, que circuló después de la Batalla de Boyacá”, dijo el Banco.