Y es que para muchos es vital actualizarse, capacitarse o tener más títulos para poder conseguir un mejor puesto o aspirar a un ascenso dentro de la compañía en la que trabajan. Esto, teniendo en cuenta que el mundo atraviesa un momento económico complicado en el que el miedo a perder el empleo está creciendo en todo el globo.

No obstante, hay variables como el tiempo y el dinero que pueden dificultar mantener el trabajo y al mismo tiempo hacer los estudios de posgrado; es por eso que es importante seguir varios consejos para que el objetivo no se quede a medio camino.

De acuerdo con Universia, portal de universidades colombianas, es muy importante tener en cuenta el tipo de posgrado que se va a hacer, pues el nivel de dificultad varía de acuerdo con la elección.

No es lo mismo hacer diplomados o especializaciones, que se pueden adelantar con mayor facilidad mientras se trabaja, que meterse de lleno a una maestría o a un doctorado, que demandan más tiempo, destaca la fundación.

Planificar tareas es la clave para estudiar y trabajar al mismo tiempo

El portal educativo apunta que es vital comenzar la semana con el panorama claro de las tareas que deben estar terminadas al cierre de ese lapso. La idea es organizar cuotas de tareas diarias que se deben cumplir para lograr el objetivo final.

Establecer prioridades

Universia dice que es fundamental reconocer cuáles son las prioridades, tanto en la universidad como en la oficina; así se podrá terminar primero lo más importante y la carga de trabajo sea más equilibrada.

Nada de hacer todo al tiempo

Si usted desarrolla 2 actividades alternas, esto le quitará calidad a sus tareas; lo mejor es concentrarse en una sola. Tenga en cuenta que tanto en su trabajo como en su posgrado le pedirán excelencia, no una labor a medias.

Descansar también es importante para estudiar y trabajar al tiempo

Universia destaca que tomarse un tiempo libre no es nada malo; al contrario, puede impulsar el rendimiento cuando se retome el trabajo. En ese sentido, el portal Contamos apunta que si se reducen las horas de sueño se verá afectada la productividad.

El medio digital recomienda “dejar listas las tareas los viernes y los sábados” para descansar el domingo y compartir con familia y amigos.

A leer cuando se debe

Contamos dice que se tienen que establecer horarios de lectura y de estudio autónomo, y ser rigurosos con ellos.

Y es que si usted lleva tareas pendientes del trabajo a la casa no tendrá el tiempo suficiente para estudiar; si no lo hace puede hasta perder una materia, y eso es lo que menos quiere.

Su jefe, un aliado para que usted pueda estudiar

Afortunadamente, muchas empresas son conscientes de que sus colaboradores deben estudiar para mejorar sus competencias; de hecho, a ellas les conviene.  Si usted ha sido un buen empleado, incluso puede obtener mayor flexibilidad en sus horarios, agrega el medio.

El bolsillo tiene que hacer parte de la planificación

Contamos recomienda hacer un plan financiero, pues educarse demanda una inversión fuerte. No solo es el costo de la matrícula, usted tiene que pensar en el transporte, los materiales de estudio, la alimentación, entre otras variables. 

Aproveche la pandemia para estudiar y trabajar

Imagen ilustrativa de alguien que estudia y que trabaja al mismo tiempo
Imagen ilustrativa de alguien que estudia y que trabaja al mismo tiempo

El coronavirus hizo que muchos tuvieran que confinarse y que modalidades como el teletrabajo y el estudio desde casa se implementaran. Esto le ha ahorrado a muchas personas tiempo de desplazamiento, vital para cumplir con las entregas. 

Sáquele el mayor provecho a este escenario. Recuerde que cuando tenga que volver a la oficina y a la universidad usted tendrá, mínimo, tres horas menos de su día.

¡Prohibido rendirse!

Estudiar y trabajar al mismo tiempo puede tornarse complicado en cualquier momento. Sin embargo —señala Contamos—, ante una mala nota o un día difícil en la oficina, se puede pedir ayuda a los compañeros y evitar que los problemas crezcan. Lo importante es no claudicar.